Tips

5 maneras de remodelar un departamento con estilo sin matar tu presupuesto

Quizá cuando sueñas con un departamento ideal crees que está fuera de tu alcance, sin embargo, existen formas prácticas -y además amigables con tu cartera- de transformar cualquier espacio con potencial en un lugar de lujo. Te compartimos 5 maneras en las que puedes remodelar tu residencia sin caer en gastos millonarios.

  1. Consigue un buen departamento.

Parece algo obvio, pero es importante señalar que el primer paso para ser dueño de un departamento que logre transmitir sofisticación es contar con un lugar que se preste para ello. No es necesario pagar millones, pero sí buscar algo con potencial, que tenga buena distribución de espacios y que te permita explorar sus posibilidades. Los departamentos de Ethérea, por ejemplo, son una excelente inversión si lo que buscas es algo que tenga la capacidad de expresar tu personalidad en todas sus vertientes.

  1. Trae el exterior al interior.

Que tus alrededores sirvan como una fuente de inspiración para el decorado de tu departamento. Tu residencia puede contar con elementos únicos del entorno que agreguen un toque de elegancia, no es necesario gastar dinero en elementos lujosos. Con una visita al río o a la montaña, o una caminata por el centro de la ciudad, puedes conseguir de forma gratuita objetos urbanos o naturales que generen el contraste que estás buscando.

 
  1. Pinta los muros.

Te sorprendería lo mucho que puede transformarse una habitación si decides cambiar el color de uno de los muros. Decide cuál es la sensación que quieres causar en las visitas y escoge un color que acompañe a tu mobiliario, ya sea para hacerlo parte del ambiente o crear puntos de interés.  



¿Qué es un punto de interés?

También llamado “punto de enfoque” (en inglés, focus point), son elementos que destacan del ambiente por el contraste que generan, ya sea por su color, textura, tamaño u otros.


  1. Utiliza arte de gran formato en tu pared.

Puedes utilizar uno de los muros de tu departamento para colgar un solo cuadro de gran formato, esto será un punto de interés a la vista y una forma de mostrar tu estilo personal. No necesariamente tienes que buscar algo invaluable, basta con que te des un clavado en los mercados de antigüedades o bazares para conseguir algo que te guste y sea económico, o bien, puedes intentar hacer tu propia pieza de arte.



  1. Esconde tu televisión.

Pero no literalmente, sólo evita que sea el centro de atención de la habitación. Puedes jugar con el acomodo de espejos para quitarle protagonismo, o rodearla con una galería de arte o fotografías para que el marco se disfrace. El tener una pared libre de “ruido” te ayudará a generar un entorno sofisticado.